jueves, 6 de marzo de 2014

La huesped


Titulo original: The Host

Autor: Stephenie Meyer


Editorial: 
Sumadeletras

Numero de paginas: 715

Fecha de publicación: 2009


                                                      La tierra ha sido invadida por criaturas que han tomado el control de las mentes de los humanos en los que se hospedan, dejando los cuerpos intactos, y la mayor parte de la humanidad ha sucumbido.Cuando Melanie, uno de los pocos humanos salvajes que quedan, se ve capturada, está segura de que se enfrenta a su fin. A Wanderer, el «alma» intrusa asignada al cuerpo de Melanie, le advirtieron sobre los cambios que implicaba vivir dentro de un humano: las emociones irrefrenables, la abundancia exorbitante de las sensaciones, los recuerdos demasiado vívidos; y estaba preparada. Pero había una dificultad que Wanderer no esperaba: la anterior inquilina de su cuerpo se niega a renunciar a la posesión de su mente.

                Wanderer se dedica a explorar los pensamientos de Melanie, esperando descubrir el paradero de ese remanente de resistencia humana. Por su parte, Melanie llena la mente de Wanderer con visiones del hombre que ama: Jared, un humano que sigue viviendo oculto.
Incapaz de separarse a sí misma de los deseos de su cuerpo, Wanderer comienza a anhelar al hombre que le han encomendado desenmascarar. Cuando fuerzas externas obligan a                         Wanderer y Melanie a hacerse aliadas, ambas emprenden una peligrosa e incierta búsqueda del hombre que aman.








    Considero que una gran parte de los lectores de este libro pertenecen a ese grupo de personas que en cuanto se enteraron que la autora de la Saga Crepúsculo tenía otro libro en su haber, no dudó en leérselo de cabo a rabo. Bien, yo soy de ese grupo de personas.
 Si bien al comienzo el libro se puede convertir en un montón de letras pesadas y sin sentido, a partir de la mitad se transforma en una cosa totalmente diferente, te engancha, te echa un lazo alrededor del cuello y no te permite escapar, y esa es la única razón por la que me leí 783 páginas en tres días.

Sin duda lo mejor de este libro es la trama, porque al igual que no podemos compararlo con     el Quijote, tampoco podemos comparar a Stephenie Meyer con Miguel de Cervantes, y así,       tampoco podemos comentar que Stephenie Meyer tiene una manera de escribir          abrumadora, porque todos sabemos que existen escritores mejores. Aún así, la imaginación     que posee este manojo de páginas es de tal cantidad y tan rebuscada, que a mí, una        romántica empedernida, al final del todo, logró sorprenderme.
Bueno, ya habrán notado que el libro me gusto. Las últimas páginas fueron las más desesperantes porque temía que algo les pasará a mis queridos personajes. Y es que una llega a encariñarse terriblemente con ellos. Y sentirse en la mente de Wanda. 

Creo que Meyer se supero. Y mientras decide escribir o no una continuación, a mi parecer creo que no es  muy necesaria. El final ha sido bueno. Nada simple. Y da al lector lo que espera.

2 comentarios:

  1. Yo también lo leí y me gustó mucho :)
    He descubierto tu blog por casualidad y ya me quedo por aquí. Soy tu primera seguidora :)

    Besos ;_)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Sin duda este libro es de mi favoritos. ^^
    No conocía tu blog pero me quedo por aquí, que me ha gustado.
    No sé por qué, pero no me deja seguirte, pero bueno, yo lo seguiré intentando. :D
    Simplemente quería decirte que tienes una sorpresa en mi blog, relacionada con un sorteo... Ya sabes a lo que me refiero, no? Jajaja.
    Besos!!!

    ResponderEliminar